El dilema del pescado

October 19, 2008

No me gusta el pescado. De hecho no me gusta comer casi nada. Tengo gustos culinarios muy básicos. Soy feliz comiendo un simple arroz o pastas, todos los días. Como para sobrevivir o porque me da hambre.

Pero el tema del pescado es un tema aparte. Las consecuencias de ser un “no comedor de pescado” son casi filosóficas. La gente se asombra cuando digo que nunca lo probé ni tengo pensado hacerlo. Es que no tengo necesidad de comerlo y no me atrae.

Siempre trato de ponerle fin a los debates sobre mi relación con el pesado con mi frase “No como nada que nade”, pero esto aviva más el fuego. Es que parece que hay distintos tipos de pescado, uno es el famoso pez, el que todos conocemos, con las aletas y todo eso, como Nemo, el personaje de Disney, para ser más gráfico y por si alguien sigue sin entender. Pero también existen otros de formas más complejas, con diversas texturas, algunos de los cuales es casi imposible saber donde tienen los ojos o si los tienen directamente. Muchos tienen antenas o pinzas o tenazas, son bichos. Nemo tiene de estos amigos medio inexplicables.

Respaldados en esta diversidad de seres acuáticos, la gente arremete con un “¿pero no probaste los mariscos?, son diferentes…”. Parece ser que no todos tienen el mismo gusto y que algunos hasta son ricos. Pero seguimos en la misma o peor, son bichos. Es como comer una cucaracha que nada. En lo personal, prefiero comer cosas que servidos en el plato no me remiten a cosas vivientes.

Una hermana gemela mía, de distinto padre y madre (nacimos el mismo año, el mismo día, a la misma hora, en la misma ciudad), me dijo “Yo antes era una pelotuda (la forma argentina de un insulto parecido a estúpido aunque probablemente un poco más ofensivo), no me gustaba el pescado, hasta que un día lo probé y me gustó, y ahora lo como siempre”.

Luego de reirme mucho, me quedé pensando, y llegué a la conclusión de que el dilema del pescado para mí es un asunto más profundo; es que no sé si lo que no me animo es a comer pescado o a dejar de ser un pelotudo.

Advertisements

10 Responses to “El dilema del pescado”

  1. Lucio said

    nunca dejaras de serlo Nico, tranquilo…..

  2. pablo said

    Que, pescado o pelotudo?

  3. Pablo said

    Nico,
    Ahora en serio. Lo que mas me llamo la atención del trabajo fue el dibujo del pescado, sin duda tu original. Tenes una destreza especial para captar emociones y caricaturizar hasta lo mas básico (como el pescado del dibujo) que me asombra. Disfruto de tu escritura pero deberías tener también una de estas ilustraciones en cada trabajo.

  4. fatigasdelquerer said

    shhhhhh, callate que se van a enterar que sos mi hermano…

  5. Manuel said

    Me hacés reir mucho.
    Para que te quedes tranquilo te cuento una anécdota que no sé si conocés.

    El año pasado estuve en Lima, Perú por trabajo.
    El primer día, el cliente nos llevó a almorzar a “el” lugar y ahí empezó mi pesadilla.
    Soy bastante abierto a probar nuevas comidas pero igual se me complicó porque insistán en que no podía dejar de probar Ceviche.

    En fin. El mar está repleto de pelotudos.

  6. teresa said

    que te voy a decir…ese dibujito a la plancha debe de estar buenisimo…y la familia de la gamba…hummmm gambon, cigala,langostino…hasta la cabeza hay que chupar…ja,ja,ja
    Algun dia lo probaras o no, quien sabe, aunque hay que probar de todo en esta vida…
    un beso saladito

  7. laura bowkett said

    TE QUIERO Y ME ENCANTO LO DEL PESCADO!!! Y EL DIBUJITO Y ESTA BUENO PROBAR AL MENOS SABREMOS SI ERA O NO PARA NOSOTROS!!!PENSA QUE SIEMPRE ESTA BUENO SALTAR SIEMPRE ESTAMOS AHI PARA ATAJARTE!!!!!LAU

  8. Bob Saccomano said

    Un remate preciso, como olfato de pescado.

  9. Melliza (no gemela) said

    Nico, por fin lei el blog del pescado. Me encanto. Aun asi quiero aclarar, para ponerme todavia mas en evidencia y quedar peor todavia, que lo que dije no fue “yo era una pelotuda”. Lo que dije fue “yo TAMBIEN era una pelotuda”. Pero lo dije con cariño… Beso

  10. […] ha encontrado otros mercados a pesar de tener grandes detractores, incapaces de consumirlo como yo el pescado. Se conoce el caso de Argentina, donde la compañía tiene una fábrica (¿la única afuera de […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: