Una navidad cualquiera en cualquier lado

December 30, 2008

En esta vida hay que tener mucho cuidado con lo que uno no quiere porque definitivamente lo terminará teniendo en grandes cantidades. Ese es el caso conmigo y las rutinas navideñas, de las cuales ya di mi opinón.

En fin, nada se puede hacer cuando la tradición es milenaria y universal, por lo que el mejor remedio es entregarse a ella sin reparos esperando lo mejor.

Dispuesto a pasar una navidad sin pena ni gloria en una Londres desolada por la migración de inmigrantes que se van a sus países de origen a pasar la fiestas, recibí una atenta invitación de último momento que pensé rechazar pero que luego acepté escéptico. De esa manera, mis planes cambiaron de un día para el otro y me encontré inmerso en todo tipo de quehaceres organizativos: compra de regalos, planes para un corto viaje, empaque, etc. Todo eso que trataba de evitar en un primer momento.

dscn1996La cita fue en una casa de familia en Littlehampton, un pequeño pueblo en la costa sur de Inglaterra. Recibido con honores de invitado, fui parte de una familia por unos días y disfruté de una navidad típica al estilo inglés.

El desolador clima frío y ventoso y la amenaza de lluvia constante decoraban las ventanas de los ambientes de esta simple casa de calidez hogareña. La tarde del día 24 sucumbí a la comodidad de un sillón y a mirar en estado inconciente, entre la vigilia y el sueño, programas de televisión irrelevantes. Afuera, oscurecía sin tregua, aún cuando el reloj diera las 4 de la tarde.

Los ofrecimientos de té por parte de la abuela de 91 años que vive sola y que había llegado ese mismo día conduciendo su propio Peugeot 206 eran constantes. Me entregué sin condicionamientos a ellos. Me dije a mi mismo que si esa era la fórmula para llegar a su edad con esa vitalidad, o por lo menos para poder ser dueño de un auto, yo seguiría sus pasos.
Llegado el momento tuve que romper mi rutina para ir al baño y para envolver junto con los demás los regalos que había comprado, otro de los tradicionales preparativos colectivos para el esperado 25, día en que se abren los regalos después de comer. Me sorprendí a mí mismo desarrollando técnicas envoltorias y originales moños, nunca antes vistos ni por mí ni por nadie.
Llegado el 25, los últimos invitados trajeron más regalos, por lo que la pila que se acumuló considero que sextuplicaba el número de personas (12).

dscn1964El almuerzo nos encontró unidos alrededor de una cálida mesa con la mejor vajilla y el tradicional pavo con su salsa aquí llamada “gravy” (vaya a saber uno que contiene), acompañado con verduras y demás adicionales. El incondicional amigo el vino, que ya acompañaba a Jesús en sus tertulias hace más de 2000 años atrás, también nos hizo el honor de estar presente.

Exhaustos, jadeantes, mareados por la comida y la bebida, nos dirigimos al finalizar al living, donde la más ansiada de las tradiciones comenzaría: la apertura de regalos. Sentados en círculo, solo algunos se dedicaron a repartirlos y a ponerlos al pie de cada persona, según los presentes lo indicaban en su envoltorio. Yo tenía regalos para todos menos para los invitados que llegaron último, por lo que recé para que reinara la desconsideración por un momento y que ellos no me hayan comprado uno a mí, caso en que mi descortesía arruinaría lo que hasta allí había sido una perfecta comunión navideña. Mis plegarias fueron escuchadas y sí, la desconsideración fue mutua para el bien de todos.

dscn1942Como la mayor parte del año las familias aquí viven separadas, desconectadas en muchos casos, los regalos de navidad son la medida del afecto, tal vez demostrado solo en esta época. Por eso es que los presentes son hechos en cantidad y pensando con mucho cuidado en la persona y sus gustos. Como a mí nadie me conocía recibí muy agradecido un ecléctico conjunto de cosas que por suerte representan algún costado de mi persona.

No me puedo quejar. A pesar de haber tenido que pasar por el tedio de algunos preparativos que hubiera preferido evitar, la pasé muy bien. Asombrado en primer lugar por el gesto de la invitación y luego por la hospitalidad, calidez y cortesía con la que fui recibido y atendido en una casa ajena, pude sentirme en familia. Aún siendo un completo extraño en un lugar desconocido tuve una navidad distinta, pero igual. Será el curioso y cursi efecto de eso que llaman el espíritu navideño que, por suerte para mí, es universal.

Advertisements

5 Responses to “Una navidad cualquiera en cualquier lado”

  1. Iceman said

    Lord Nico,

    Interesante experiencia. Las fotos acompañan muy bien el relato y nos dejan meternos dentro de tu Odisea Navideña.

    Abrazo

  2. Juan Borda said

    Lord Nico, excelente relato que por momentos me trasportó de una navidad de 32 grados llena de comidas frias a una con vidrios empañados.

    Me quedé con las ganas de saber que te regalaron…

    Una abrazo y y que arranques bien el año!!

    JB

  3. Sensible y Romantico said

    Nico amigo,
    Todos sabemos que tus unicos puntos de contacto con la, podriamos decir, “lorditud” es la gomina Lord Cheseline que te ponian en la cabeza los dias de acto patrio en la primaria. Es mas, hay voces que sostienen que hay cierto grado de correlacion entre la no existencia de tupida cabellera y el uso a mansalva del la gomina azulada.
    Pero bueno, me emociono hasta la medula tu relato, y la verdad que me senti representado.
    Te mando un abrazo desde la tierra de Chespirito.

  4. R+ said

    Lo que te habra dolido comprar los regalos!! jajaja

  5. Andrea said

    Hola Nico!!!
    Te felicito por “Fatigas del Querer”, es de lo más agradable leer tus relatos y reflexiones.
    Te deseo un excelente año y seguí escribiendo!!
    besos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: