No ser es la cuestión

February 4, 2009

Recientemente publicado en inglés por Ediciones De la nuca, pude echarle una mirada al libro “The pursuit of happiness” (en busca de la felicidad), obra del novel escritor Andy Calamar. Este pintoresco personaje es la versión anglosajona de la versión española de un producto típicamente argentino, y hasta probablemente sudamericano. Es la figura del poeta urbano, el artista del lamento en pose, el buscador de verdades que nunca hace propias, precisamente porque si dejara de lamentarse, perdería su esencia y dejaría de ser quién es.

the-pursuit1¿Qué es de alguien sin su objeto de estudio o dedicación? ¿Quién, en definitiva, se quiere curar del mal que lo aqueja, o para ponerlo en términos más positivos, del motor de su motivación? Para dar un ejemplo, el consumidor de manuales de autoayuda en realidad encuentra placer en la búsqueda de la felicidad y se regocija con el consumo y repetición de ciertas fórmulas que tratará de aplicar una y otra vez sin estar nunca convencido de haberlas aprendido. ¿De tanto buscar, como sabrá qué es la felicidad y cuando la ha encontrado? ¿Qué pasaría si un día cualquiera decidiera dar por terminada la búsqueda que en realidad lo completa? Se sentiría un desgraciado. Si en realidad ser un infeliz es lo que lo hace feliz.
Este es el sabor que deja la pretenciosa prosa de Calamar, que es finalmente su única virtud. Sin quererlo, su proceder literario y su postura artística nos entrega ese pensamiento: no ser es la cuestión.

Golpeado y absolutamente acongojado por las adversidad del clima inviernal londinense, Andy Calamar dedica un capítulo de su libro a su experiencia en tierras británicas. Su estadía parece haberle afilado los sentidos en busca de explicaciones. Entre otras cosas, no comprende y se pregunta cómo alguien puede vivir aplacado por la falta de luz y la amenaza de lluvia que siempre se concreta. En el esbozo de sus primeros pensamientos, imagina que “las cintas colgantes para sostenerse parado en el bus están también destinadas a que la gente, en condiciones de angustia extrema, se cuelgue de ellas y se ahorque como forma de escape al sufrimiento de la falta de sol y la excesiva humedad”. También se pregunta si esto se debe a una política de estado de avanzada de este el país natal de Darwin, orientada al control poblacional usando una regla muy básica, la supervivencia del más apto.
Las impresiones se hacen más complejas a lo largo del libro y no aumentan en originalidad, así que no vale la pena citar ninguna más.

Pero a no desorientarse. Andy Calamar no es un hombre del trópico, de arena y zunga como nos quiere hacer pensar. El proviene de la oscuridad y del caos de la gran ciudad sudamericana, la última parada en dirección a la Antártida. Lleva urbanidad en la sangre y ese es el filtro con el que mira las cosas. Nunca verá la luz que dice buscar.

Andy Calamar es un predicador de la nostalgia, de ese algo que dice que se ha perdido pero que en realidad no ha existido nunca. Como este libro, que de tan fiel a la esencia de su autor es casi mágico, tal que su verdadera razón de ser es buscarlo, para mejor nunca encontrarlo.

Advertisements

6 Responses to “No ser es la cuestión”

  1. Romantic and Sensitive said

    Me gustaria organizar la presentacion de semejante opera prima de Andy Calamar. Ademas me gustaria que Andy le cuente a sus lectores como vive ese viaje interior, esa busqueda de difine su condicion de existencia y que marca los limites de su yo vs los otros o nosotros. En sintesis, creo que Andy es un virtuoso y se merece un lugar en la literatura argentina.
    Andy, grosso, no te mueras nucnca!!

  2. R&S said

    Por casualidad, Andy Calamar maneja un Torino por las calles de Villurca. Me parecio verlo buscando un poco de asfalto y sol portenyo.

  3. ROKO said

    Andy Calamar en la gran Isla derrochando su mística prosa es muy bueno!
    Me imagino que habrá empezado muy Dr. Hyde los dos primeros días y afloró el querido Dr. Jekill que tanto le gusta al grupo porteño denominado MONADA.

    Hablando de MONADA, te diría que vayas desempolvando el disco rígido de BA porque cuando vengas a la despedidas de el Sr. Donzino, vas a convivir con un grupo muy grande de gente que le cuesta salir del crazy juice.

    Abrazo NIKEEE!!!

  4. Bob Saccomano said

    que afortunados los que conocemos a Andy. Sin dudas dejo su huella en tierras britanicas…

  5. […] idea de Andy Calamar Publicado por fatigasdelquerer Archivado en Uncategorized No hay comentarios […]

  6. […] de siempre, y la misma solución que nadie se anima a encontrar (ver referencia al libro de Andy Calamar). Aburridos hasta la apatía y la desesperanza por ese nefasto juego cíclico, Lucio y yo […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: