Movete si estás quieto

February 18, 2009

Hace varios días que estaba trabado con escribir algunas de las tantas cosas que quiero escribir pero imposible, estaba paralizado. No sería nada grave de no ser porque si dejo pasar el tiempo después la necesidad de escribir se hace más grande, como un tema pendiente que crece como una bola de nieve mental que no me deja pensar en otra cosa. Como la comida que hierve en la olla que está tapada y el contenido que rebalsa y rebalsa hasta que uno tiene que apagar la hornalla, o ponerse a escribir, para solucionar el inconveniente.

Si escribo solo por escribir y cumplir conmigo mismo, se nota y no me gusta. Si no pongo el alma no me sale. Pero si estoy acá escribiendo es porque algo logró sacarme del letargo (no es muy difícil encontrame en esta situación, debe reconocerlo).

Hoy leía una nueva entrega de notas y comentarios sobre arte que escribe y me envía Ninot, un gran pintor y compañero del taller de pintura al que asistía en Buenos Aires. El parece saciar su amor al arte compartiendo su conocimiento e investigaciones, lo cual le estoy muy agradecido.

arielmParte de estas notas de hoy estaban dedicadas a la nueva muestra de Ariel Mlynarzewicz en el Centro Cultural Recoleta, un centro de exposiciones en Buenos Aires. Ninot incluyó unas fotos de la obra expuesta y quedé sorprendido. Tal vez porque conozco a Ariel en persona y como maestro y pude reconocerlo en esta nueva serie de pinturas. El está ahí, vivo: por la potente soltura de sus pinceladas, el desestructurado uso del color, su maestría en la construcción de la figura y las expresiones y por lo cotidiano de sus temas. Está su alma y se nota. Como lo dice en un extracto que Ninot incluyó de una entrevista que le hicieron a Ariel: “es muy importante poner en práctica lo que pienso: pintar, puede pintar cualquiera.” Parece que esta vez pensó en pintarse él mismo y lo puso en práctica. Lo logró, pude verlo. Y no solo eso, me conmovió y me inspiró.

Me pasé días queriendo escribir sobre algo que parece que no me interesaba escribir, por eso la parálisis, el vacío y la incomodidad del no hacer. Por eso la olla rebalsando que nadie apaga.
Será que hay que andar libre y atento para poder ver aquello que lo saque a uno del pantano en que suele caerse cuando la atención está fija en una cosa y no hay forma de hacerla funcionar. Gracias de vuelta Ninot.

Advertisements

2 Responses to “Movete si estás quieto”

  1. Juancho said

    Muy bueno loco el blog, me voy a meter con más tiempo para leerte mejor. saludos desde madrid.

  2. Justo B. Lombardi said

    Me llegó a través de la gacetilla de “Nordelta” la invitación a leer esta página y despues de ver algunos editoriales, me acorde, inmediatamente de mi amigo, Martin Stetson Correa que siempre me dice: “…cuanto mas beso, menos peso…”. El también es bohemio y, siempre esta mirando el dorso de las cosas. Esta bueno. Me gusto mucho “Verguencita”. Una consulta, el libro de “Andy Calamar”, ¿Se puede conseguir en Yenny?. Bueno, un abrazo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: