Dios, Patria y Fernet Branca

March 7, 2009

PROHIBIDA LA LECTURA PARA MENORES DE 18 AÑOS (en el remoto caso de que alguien de esa edad lea este blog).

Este es el curioso caso de la bebida hecha de hierbas llamada Fernet Branca.

fernetCreada y consumida como un digestivo en Italia, ha encontrado otros mercados a pesar de tener grandes detractores, incapaces de consumirlo como yo el pescado. Se conoce el caso de Argentina, donde la compañía tiene una fábrica (¿la única afuera de Italia?) y donde el consumo sobrepasó la forma de digestivo para pasar a ser un trago que se mezcla con Coca-Cola, para convertirla en un líquido con más chances de pertenecer a un laboratorio científico que a las pistas de baile. Por ejemplo, la espuma que se genera durante esta común-unión de tan disímiles bebidas genera reparos, es que si se la deja estar se solidifica y dependiendo de la luz (y el estado alcohólico del que mira) se la puede llegar a ver en tonos de verde.

Pero hace falta mucho más para desalentar a los fans del “Fernet”. Lo cierto es que las barreras al consumo son muy altas al principio, ya que no es una bebida apetecible a la vista o inclusive al gusto. Hay que aprender a tomar Fernet. Se necesita tiempo. Hay que ir adobando la boca con varios tragos, durante varias sesiones, y en el proceso ir tratando de controlar las caras de repugnancia que el sabor amargo y el elevado nivel de alcohol generan casi como si fuera un acto reflejo. El aprendizaje puede ser lento si uno es valiente y está buscando nuevas sensaciones, o rápido si uno tiene un grupo de amigos al borde del alcoholismo y lo único que hay para beber es Fernet. Se recomienda lo segundo. No he conocido a nadie que haya iniciado el camino del Fernet por sí solo.

El proceso de iniciación es tedioso pero a la larga se disfruta y llega el día en que uno, sentado en una tardecita de verano, acariciado por una leve brisa (o por cualquier otra cosa, es indistinto) se encuentra diciendose a sí mismo: “me tomaría un Fernet…”. Es ahí cuando sabremos que hemos incorporado la bebida totalmente al repertorio alcohólico personal, y que habrá llegado para quedarse.

Pero qué decir también de sus cualidades benéficas. No se puede negar que es un digestivo y que así está destinado a consumirse. Será por su contenido herbóreo o nunca sabremos ni preguntaremos por qué, pero las consecuencias de una noche de exceso de Fernet serán mucho más leves al otro día que las de otras bebidas alcohólicas. Aunque uno deberá procurarse un hueco libre en la agenda temprano a la mañana siguiente para no hacer otra cosa que ir al baño.

En el aspecto filosófico del trago, de esta alquimia de sabores, Fernet Branca y Coca-Cola, existe una anomalía. Es el choque de dos mundos. El Fernet Branca, que alude a un método artesanal europeo para el deleite moderado y conciente y la Coca-Cola, la insignia básica de la producción y el consumo masivo estadounidense, de la cultura fast-food. Giuseppe Fernet y Nicola Branca (creamos que así es la historia*) morirían de vuelta de enterarse sobre esta mezcla imposible. Pero la cosa funciona y es un éxito, demostrando la teoría de los opuestos que se traen.

Curiosamente, en los países del norte europeo, donde el consumo excesivo de bebidas alcohólicas es un ritual diario, el Fernet Branca es una rareza bastante difícil de conseguir. La cerveza gana por goleada. Es por esto que la provisión viene de Italia, de Argentina o hasta de Alemania (ver foto), de parte de quien sea que viaje y pueda traer una botella envuelta en ropa en la valija. Para honrar la llegada de dicho elixir se hará una reunión de amigos, como es costumbre celebrarlo.

picture-1Un primo hermano del Fernet Branca, el Jagermeister alemán, es un poco más famoso en tierras de piratas, pero por su naturaleza no me animaría a decir que admite mezclas, al menos con la Coca-Cola. Es un licor de hierbas, y como toda bebida de este tipo, es más viscosa y menos consistente, por lo que creo que es mejor tomarlo solo. Es una delicia, de carácter bondadoso y aterciopelado, que hace amistad rápidamente con nuestro sentido del gusto, como diría nuestro mentor de la buena vida, poeta y cocinero Francis Mallmann.

Generador de amores y odios, imposible de amar a primera vista, el Fernet Branca es un vivo ejemplo del dicho “lo que importa es lo de adentro”. Solo hay que ser corajudo, tenaz y paciente, para que llegue el día que, como una revelación, nos encontremos diciendo: “me tomaría un Fernet…” en una tardecita de verano, acariciado por una leve brisa (o por cualquier otra cosa, es indistinto).

(*) La realidad de estas bebidas puede ser otra, pero acá en Fatigas del querer nos gusta creer que las cosas son más parecidas a lo que nos gustarían que sean. Por eso tenemos la costumbre de no chequear ningún dato ni ofrecer ninguna estadística oficial. Nos sentimos muy cómodos aportando a la confusión general.

Advertisements

7 Responses to “Dios, Patria y Fernet Branca”

  1. bethino aloas said

    La nota del ferné, muy bien. Ahora, el que sale en el reflejo de la entrada del negocio, en la foto de tapa del novo fachigas, quién es?. Gracias por la musa. También por la fainá.

  2. fatigasdelquerer said

    Querido Bethino, felicitaciones.

    Primero, por ese nombre.

    Segundo, por esa vista de lince entrenado para matar hormigas. El reflejo en la puerta de la foto es quién escribe.

    Buen provecho.

  3. R&S said

    Querido Fatigas,

    Me encanto tu nota….fernet muchos pero branca uno…mas que uno..unico.

    Ademas del citado Jagermeister, me permito citar otro digestivo de origen teuton que se encuentra en las gondolas freeshoperas en version pocket, o en los supermercados cariocas y bahianos de Brasil en version de litro: el Underberg. Bebida noble si las hay, mezcla de espectrom espectorante y hepatalgina, con un 40 porciento de alcohol fino…mamaaa, a ese trio no hay choripan o sanguche de bondiola que le se resista.
    Salud
    PS..debo confesar…yo compraba el litro

  4. fatigasdelquerer said

    Si no equivoco, querido R&S, vos sos el famoso “Romantico y Sensible”… si, se quien sos… el litro siempre fue tu medida, y no precisamente de la mejor calidad. Pero se que pegaste el salto y ahora tomas en copita chiquita y levantando el dedo meñique, aunque el pasado te condene.

  5. R&S said

    No me condenes Fatigas..no me condenes…citando a un chino famoso seria “dàyuèjìn” es decir dejame pegar el gran salto hacia adelante.

  6. Bob Saccomano said

    que prosa maravillosa! la verdad es que disfrute momentos como “ir adobando la boca” y “hueco en la agenda” tanto en mi trayectoria etilica como durante la lectura del post…tengo que confesar que evolucione hacia el fernulo con soda diario antes y/o despues de cenar, mirando tele y pensando: que bueno es el fernulo!!! y que malo cuando se termina la botella y no es horario de super chino abierto…

  7. fatigasdelquerer said

    Jajajaja, sin palabras Bob, sin palabras… Gracias por la magia.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: