Niños ricos que tienen tristeza

May 15, 2009

HappyYa lo decía un líder sudamericano de fines de siglo pasado desde su discurso electoral, donde enumeraba las desgracias para las cuales él decía que representaba la solución: “Por los niños ricos que tienen tristeza”. Nunca supe bien a qué se refería, tal vez porque no era rico o porque no estaba triste. Aunque una cosa sí era: un niño, y por eso tampoco votaba.

Veinte años después sigo sin ser rico y sin estar triste, pero dejé de ser un niño y por eso también voto. Hoy me acuerdo de aquella frase electoral y la transfiero al contexto europeo, sin dudas un continente rico pero avegentado, aunque más saludable porque entre otras cosas está exento de esa clase de políticos que tienen esa clase de discursos.

¿A qué viene esta referencia a la niñez y a la riqueza? A los regalos, más precisamente a la situación de regalar algo a alguien en un país rico. ¿Que se le regala a alguien que lo tiene todo? ¿Que lo consigue y lo alcanza todo? ¿Como se hace una diferencia, o se demuestra algún tipo de especial consideración?

Desde tiempos remotos en mi vida me he cruzado con esta disyuntiva. Teniendo gente cercana que habita en el país de Obama, la pregunta fue siempre la misma a la hora de querer agazajarlos con un regalo: ¿porqué existe el ser y no más bien la nada? Claro que agobiado por nunca encontrar la respuesta, siempre pasaba a la pregunta siguiente: ¿qué carajo les compro?

Pensemos por ejemplo que uno se quiere jugar y piensa en regalar un ipod (si, tal vez no sea un tipo muy arriesgado) o una de esas cosas que los chicos de hoy usan para evadirse de las cosas importantes, como usar hilo dental después de cada comida. Pero uno dice, jodé!, que hoy en día el ipod viene de regalo en las cajas de cereales norteamericanas y a mí me sale una unidad de mi aparato reproductor al tener que comprarlo a costo “doola”. Entonces, ipod no… y uno piensa qué se yo, en una remera. Pero este caso es aún peor. Tengo entendido que en los baños de los outlets de Miami te dan las remeras para secarte las manos cuando vas a comprar alguna otra cosa aún más insignificante. Finalmente, atrapado sin salida, uno se enoja y termina mandando a todos a defecar y no le compra nada a nadie.

Ahora estando yo en Europa, la tarea es comprarle en Londres algo a alguien que vive en Amsterdam. ¿Qué se le compra? ¿Como se puede “decir algo” con el regalo y ser mínimamente original? Como están las cosas hoy, un holandés compra un pasaje de avión para venir por el día a Londres a tomar un té con masas y a comprar unas postales con la foto de la reina por menos de lo que le sale el té y las postales. Las masas aparte.

Es una situación desconcertante, uno ya no sabe cuanto vale nada en el mundo de hoy. Entonces me pregunto si aquel político no tenía razón y sabía de lo que hablaba, yo desconociendo las sutilezas del mundo moderno en aquel momento para entenderlo. Es que tal vez la gente rica esté triste, porque tal vez, piensen todos como yo. Dios* no lo permita.

* No les dije, pero aparte de “porqué existe el ser y no más bien la nada” y “qué carajo regalar”, esta es otras de las preguntas que a veces también me hago: ¿Dios existe?

Advertisements

6 Responses to “Niños ricos que tienen tristeza”

  1. Luz said

    Es asi, las dudas se juntan, y en general prevalecen las mas sencillas: Que voy a dar de mi?… Como pensas mucho en el otro, tus regalos perduran y son bien recibidos, creo que la clave es que compras lo que te termina gustando, y despues es como tener une partecita tuya, que no espoco.Por las dudas… que el regalo tenga un moño grande. Y no hay duda Dios existe, o no?

  2. joseantonio said

    Como dice Luz, pero en otras palabras, cuando la forma deja de ser importante, empieza el contenido. Y en ese momento te das cuenta de que un libro de diez dala puede valer más que un ipod de cincuenta. Salvo, obvio, que el ipod venga con el último de Miguel Conejito Alejandro.

  3. Martin said

    Nico, yo una y mil veces cai en las mismas preguntas que vos, y creo que voy a seguir cayendo por un rato mas…
    Tal vez te pueda ayudar a aclarar la última que te hiciste, miren esto:
    http://video.google.com/videoplay?docid=-594683847743189197
    Es Zeitgeist, te acordas que te lo comente??

    • fatigasdelquerer said

      Si, me acuerdo. Me puse a ver la película, es muy reveladora. No se puede creer en nada, son todas mentiras.

  4. Yo said

    Me extraña semejante pregunta de un hombre que se ha lucido siempre con los regalos… en el exterior el dulce de leche o los típicos Havanna nunca fallan… depende tmb del destinatario… pq no un tkt a un recital? Y las flores dónde están? Muchas veces lo complicado resulta simple, y viceversa…

    PS: Dios existe, pero en Argentina no está!

  5. Fluying said

    si si te super entiendo.

    hace poco nacio la hija de un amigo……..y ademas de lfores,decidi hacer un regalo diferente.

    y flor de tip te tiro JA.

    aun no se lo di aun pero el regalo es un mp3 de 2gb.
    peroooooooooooooo
    adentro tiene grabadas un monton de canciones de rock en formato BB.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: