Comete esta papita

May 22, 2010

Quisiera poder decir que Fatigas volvió con todo después de un alto en las prensas, si es que es posible una analogía más antigua. Pero lo importante es saber que todavía hay cosas que me generan el impulso de contarlas, aunque en su mayoría sean tonterías. Esta no será la excepción a la regla.

Esta vez es el Mundial. Ese esperado evento que nos incumbe a todos, al mundo entero. El fulbo. Corre por las venas mediáticas como el dulce de leche en la tostada. El néctar de las masas. Que rico.

Este es el tiempo en el que el comercio desempolva gastados (pero muy efectivos) estereotipos de pasión y nación para tocar el nervio emocional de la gente. La astuta clase marketinera aviva el fuego. Se mete en el adhesivo social. Y todos nos ponemos como locos. Hervimos de pasión. La expectativa alcanza niveles tan desproporcionados que por momentos no sabemos porqué estamos tan movilizados.
En Europa, por lo que pude apreciar, el fútbol es una pasión antes y durante el Mundial para los que les gusta el deporte. La Copa del Mundo no se filtra en todos los niveles de la vida ni en todas las personas. No es una cuestión de Estado, si no que es materia de los amantes del fútbol.

Me gusta el folklore alrededor del Mundial del Fútbol que se vive en Argentina, principalmente porque significa juntarse con amigos y porque la gente en general baja la guardia por un rato y en la calle se respira un aire festivo (todo eso hasta que perdemos y todo vuelve a tomar forma de lamento argentino, claro está). Pero nunca tuve mucha paciencia para el embate comercial que se produce en las vísperas del evento, que lo distorsiona y genera en la gente un nivel de ansiedad innesesario.

Tengo cierto alivio hoy por estar lejos y no estar viviendo esa situación previa al Mundial en sí que me crispa un poco los nervios, pero joder, que no sé si es que después de tantos años me lavaron el cerebro o qué pero no puedo evitar emocionarme cuando voy a cualquier supermercado en Londres y veo los paquetes de papas fritas Walkers nuevo sabor “Argentinean Flame Grille Steak” que son parte de una nueva línea de sabores del Mundial.
Si, ya sé, soy un papa frita.

Advertisements

3 Responses to “Comete esta papita”

  1. Lucas said

    muy buen hallazgo! Felicitaciones

  2. Martincho. said

    La verdad estamos muy contentos con el retorno de fatigas, dado que ya estabamos un poco “fatigados”.
    El hallazgo es increible, solo en Inglaterra, jaja.

  3. joseantonio said

    Es tan verdad el cambio de clima premundial. Y es tan peligroso. Anestesia pseudopatriota. Y Don San Martín se revuelca en su tumba.

    No tené una moneda pala ualque?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: