Nadie es turista en su tierra / 7ma entrega

August 8, 2011

Historias y fotos ajenas entre sí que sin embargo tienen mucho en común. Enterate de que va todo esto acá. También podés leer las entregas anteriores.

India religión

Doce años tenía, la peor edad. Chico para quedarme solo, para dormir hasta cualquier hora y para elegir qué ponerme. Grande para vestirme rápido, caminar bien y decir gracias cuando me dan lo que no pedí.
Pasó el tío recién bañado, habló algunas cosas con papá mientras se fumaban un cigarrillo y salimos los tres en el auto. Desde el asiento de adelante me preguntó algo del colegio. Tapó mi respuesta preguntando la hora y aceleró. Llegábamos tarde.
Apagó el motor y nos bajamos. Le hacés caso a tu tío en todo momento y si nos separamos nos encontramos acá, al lado del policía de siempre. Nos acercamos al grupo que esperaba en silencio. Está por empezar, me dijo. Papá tenía menos frío que yo. Miré al policía, sabiendo que ahí nos íbamos a encontrar todos un rato después.
Nunca había visto al señor que habla. Papá y el tío se iban juntos pidiendo permiso y me dejaban atrás mirando el suelo. ¿Querés venir con nosotros?, me preguntó sabiendo la respuesta. Me agarró la mano serio y me dijo no te sueltes. Miré para todos lados buscando otros chicos de mi edad. No había. Esto es para grandes. Me paré derecho sin que me lo pidan y me sentí mayor. Creo que en ese momento pegué el estirón de golpe y los pasé a los dos.

Texto: José Antonio Bello
Foto: Nicolás Pérgola

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: