Sección “Eso me suena” (canciones con brillo prestado). Tercer entrega. Un aporte de Fatigas del querer para tender un puente entre el pasado y el presente musical, para saber que los sonidos que brillan hoy (o hace un tiempo) bien pueden recibir, en realidad, luz de un éxito anterior.

Para los desmemoriados, el porqué de esta sección es este.

Ayer murió Michael Jackson. Como parece ser que es el destino de figuras extremadamente talentosas y mundialmente famosas, murió joven, desacreditado, enjuiciado, desdibujado, en un ocaso que había empezado hace ya muchos años. Pero más allá de sus actos o cualidades personales, no podemos dudar de su inconfundible aporte a la música y a la cultura pop mundial. Siempre vuelvo a uno de mis discos preferidos, el “Off de Wall” de 1979 de un joven Michael en dupla con Quincy Jones como productor. Para mí, quedará la música de sus inicios, el Michael Jackson artista. El que murió es el ícono pop que desafortunadamente había devorado, hace ya muchos años, al anterior.

Por eso hoy, en modo de homenaje, y como es la naturaleza de esta sección, revisamos las raíces de una melodía que todavía hoy se baila en los casamientos, fiestas de 15, de 50 o de cualquier otro motivo, popularizada en el mundo hispano por otro cantante pop. Se trata de la canción “Será que no me amas” de Luis Miguel (o dada las circunstancias, Louis Michael), la cual en realidad fue antes un éxito en los años 70 de los “Jackson 5”, grupo de hermanos en el cual un púber Michael Jackson era la voz líder. La canción original se llama “Blame it on the boogie”.

Desafortunadamente lo peor que le pasó a MJ no fue la muerte, si no crecer. Lo podemos intuir en el desarrollo de su música a través de los años. En fin, otro genio del espectáculo que se va. Que en paz descanse.

“Será que no me amas”, Luis Miguel

“Blame it on the boogie”, Jackson 5

Sección “Eso me suena” (canciones con brillo prestado). Segunda entrega. Un aporte de Fatigas del querer para tender un puente entre el pasado y el presente musical, para saber que los sonidos que brillan hoy (o hace un tiempo) bien pueden recibir, en realidad, luz de un éxito anterior.

Para los desmemoriados, el porqué de esta sección es este.

Hoy sale un genio a escena. El queridísimo Stevie Wonder y su canción “As”, del disco doble “Songs from the key of life” de 1975 (perteneciente a la categoría “Para llevar a una isla desierta”).
En la versión remake noventosa, George Michael y Mary J. Blige, que tampoco son tan malos, bah.

Stevie Wonder – “As”


George Michael & Mary J. Blige – “As”

Una vez más, Pedro A., digamos el mejor amigo de las Fatigas del querer, aporta a este pequeño rincón de estímulos varios. Esta vez con un comentario. Sobre la canción del post “Nada que decir” (donde aparece la canción Move on up, de Curtis Mayfield) nos indica que Kayne West, junto con Lupe Fiasco (estrellas de la música popular estadounidense actual), usa la misma base melódica en la canción “Touch the sky”. Efectivamente. Pedro es un hombre atento y eso nos gusta porque nos des-fatiga, si me permiten la palabra, con su mirada aguda de la realidad, y nos hace pensar.

Es cierto, cuantas canciones que escuchamos hoy en día son en realidad sonidos re-usados, remixados, modernizados, para re-introducirlos en el imaginario popular de las nuevas generaciones. Está todo inventado. Todo es lo mismo con otro envoltorio.

Las viejas generaciones que conocen la versión original usualmente no tienen posibilidad de escuchar estos nuevos remixes, o porque no consumen la misma radio, TV o revistas que los fértiles púberes, o porque simplemente perdieron todo tipo de interés cultural a causa del stress causado por el trabajo, los hijos, la pérdida de cabello y la imposibilidad de verse los genitales a causa del exceso de peso, por nombrar alguna de las causas de la apatía generalizada en el mundo actual.

Esto es lo que pasó entre el intercambio entre Pedro A. (nueva generación) y yo (vieja – aunque varias de las causas de la apatía arriba mencionadas no me aplican todavía). Se ve como aún dos canciones con un claro y básico sonido en común, existen en dos realidades distintas como si una u otra nunca hubieran existido (en su comentario sobre la canción de Curtis Mayfield, Pedro dice: “realmente nunca la habia escuchado… al momento de poner play, me di cuenta de que yo esta canción la conocía… pero de otra manera”).

Por eso llega la sección “Eso me suena” (canciones con brillo prestado). Un aporte de Fatigas del querer para tender un puente entre el pasado y el presente musical, para saber que los sonidos que brillan hoy bien pueden recibir, en realidad, luz de un éxito anterior.

Empecemos con la canción “Just the two of us”, original de Grover Washington Jr. y tomada prestada y actualizada por Will Smith. Ustedes dirán a qué generación pertenecen.

“Just the two of us” – Grover Washington Jr.

“Just the two of us” – Will Smith